Hillary Clinton


Candidata a la presidencia

Mauris fermentum feugiat metus sit amet pulvinar. Integer ut elit id ipsum placerat malesuada. Sed sit amet leo id mauris pellentesque tristique mattis id urna. Pellentesque tincidunt sodales pharetra. Morbi odio est, convallis non lobortis ut, molestie eleifend felis. Pellentesque ac viverra massa. In hac habitasse platea dictumst. Nulla sagittis dignissim lectus id porta. Ut ac massa odio.

img

PROPUESTAS

Conoce las políticas

NOTICIAS

Mantente informado

VOTA

Apoya a tu favorito

Youtube

img

Biografía

img

«Hillary Clinton ha servido como secretaria de Estado, senadora de los Estados Unidos por el estado de Nueva York, primera dama de los Estados Unidos, primera dama del estado de Arkansas, abogada, profesora de leyes y activista. Pero lo primero que dirán sus amigos y su familia es que ella nunca ha olvidado de dónde viene ni por quiénes ha luchado durante su vida.
Hillary Rodham nació el 26 de octubre de 1947. Creció en una familia de clase media en Park Ridge, Illinois, un suburbio de Chicago.
Su padre, Hugh, fue un veterano de guerra de la Marina de la Segunda Guerra Mundial—y un republicano de toda la vida quien trabajó duro y nunca desperdició nada. El dirigió un negocio en el que diseñaba, imprimía y vendía cortinas.
Hillary, su madre, y sus hermanos, Hugh Junior y Anthony, le ayudaban en el negocio cada vez que podían.
La madre de Hillary, Dorothy, tuvo una infancia difícil e inspiró en Hillary un compromiso de por vida por ayudar a todos los niños y niñas a desarrollar el potencial que Dios les ha dado.
Hillary asistió a escuelas públicas y fue una Girl Scout. Ella también jugó en una liga de ‘softball’ para chicas.
Fue educada como metodista y su madre enseñaba en la escuela dominical. Hillary ha sido influenciada por las enseñanzas de la Iglesia:
“Haz todo el bien que puedas, por todos los medios que puedas, de todas las maneras que puedas, en todos los lugares que puedas, a todas las personas que puedas, siempre que puedas”.
Cuando su ministro de juventud llevó a Hillary a ver el discurso de Martin Luther King Junior en Chicago, ese suceso despertó una duradera pasión de Hillary por la justicia social.
Luego de graduarse de la escuela superior, Hillary asistió a Wellesley College.
“Llegamos a Wellesley y encontramos que, como todas lo hemos hecho, había una brecha entre las expectativas y la realidad. Pero no era una brecha que nos desanimaba y tampoco nos convirtió en cínicas o amargadas a los 18 años. Sólo nos inspiró a hacer algo para cerrar esa brecha.”
Durante su tiempo en la universidad Hillary se involucró en activismo orientado a la justicia social. Sus compañeros la eligieron como la primera estudiante en la historia de Wellesley en ser la oradora principal durante la ceremonia de graduación de 1969.
Después de la universidad, Hillary se matriculó en la escuela de leyes de Yale, donde fue una de las sólo 27 mujeres en su clase.
Fue en la escuela de leyes—en la biblioteca de Yale—donde ella y Bill Clinton se saludaron por la primera vez.
Mientras estuvo en la escuela de leyes, Hillary tomó un trabajo de verano investigando el estado de la educación y la salud de los trabajadores inmigrantes en granjas y sus familias. Esta experiencia ayudó a dar forma a su enfoque en los derechos de los niños.
Después de la escuela de leyes, Hillary pudo haber tomado un empleo bien remunerado en Washington o Nueva York. Pero en su lugar, fue a trabajar al Fondo de Defensa de los Niños.
Ella fue casa por casa en New Bedford, Massachusetts, reuniendo historias sobre la falta de educación para los niños con discapacidades. Estos testimonios contribuyeron a la aprobación histórica de la legislación que requirió al estado a proveer educación de calidad a los estudiantes con discapacidades.
Después de servir como abogada para el comité del Congreso encargado de investigar al presidente Nixon, Hillary se mudó a Arkansas donde enseñó derecho penal, procedimiento penal y abogacía de litigación y dirigió el consultorio de asistencia jurídica y proyectos en las prisiones.
El 11 de octubre de 1975 se casó con Bill en una pequeña ceremonia en Fayetteville, Arkansas.
Hillary continuó trabajando como abogada en la firma de abogados Rose, donde fue la primera mujer asociada y, luego, la primera mujer socia.
En 1977, Hillary cofundó la organización de Defensores de los Niños y las Familias de Arkansas, uno de los primeros grupos defensores de los niños en el estado.
Luego de que Bill se convirtiera en el gobernador de Arkansas, Hillary hizo que su misión como primera dama fuera mejorar los sistemas disfuncionales de cobertura médica y educación del estado.
Después de décadas de lucha en nombre de los niños y las familias, Hillary y Bill crearon su propia familia en 1980. Su hija, Chelsea, fue llamada así por la canción de Joni Mitchell “Chelsea Morning”.
Bill fue elegido presidente en 1992 y reelegido en 1996. Su segunda inauguración fue la primera en ser transmitida por internet.
Como primera dama, Hillary lideró la lucha para brindar cobertura médica asequible a todos los estadounidenses.
Ella presidió el grupo de trabajo presidencial para la reforma del Sistema de Salud Nacional y, cuando las compañías de seguros y otros intereses especiales derrotaban ese esfuerzo, Hillary continuó luchando.
Ella trabajó con republicanos y demócratas para ayudar a crear el exitoso programa de Seguro de Salud para los Niños (CHIP, en inglés), la mayor expansión de cobertura médica desde la aprobación de Medicaid en 1965.
CHIP ayudó a reducir a la mitad la tasa de niños sin seguro médico y hoy el programa brinda cobertura médica a más de 8 millones de niños.
En 1995, Hillary lideró la delegación estadounidense en la Cuarta Conferencia Mundial de las Mujeres de la ONU en Pekín. Muchos oficiales del gobierno de los Estados Unidos no querían que ella fuera, mientras que otros querían que ella eligiera un tema menos “controversial”. Pero ella tenía la determinación de los abusos contra los derechos humanos y su mensaje se convirtió en un lema de lucha para toda una generación.
En el año 2000, Hillary se convirtió en la primera mujer en servir como senadora de los Estados Unidos por el estado de Nueva York.
Luego de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, Hillary se unió al esfuerzo para ayudar a reconstruir la ciudad de Nueva York.
Ella ayudó a asegurar $20 mil millones para reconstruir Nueva York y luchó por brindar cobertura médica para los socorristas que resultaron enfermos a causa del trabajo en la Zona Cero.
En el Senado, Hillary trabajó más allá de líneas partidistas para ampliar TRICARE de manera que los miembros de las Reservas y la Guardia Nacional y sus familias pudieran tener mejor acceso a la cobertura médica.
Cuando el Congreso no hacía lo suficiente por las áreas rurales y los pueblos pequeños, Hillary no se dió por vencida. Ella creó una innovadora colaboración en Nueva York entre eBay y universidades locales para brindar soporte técnico, micropréstamos y programas de entrenamiento a los pequeños negocios para que pudieran vender productos a través del internet.
Ella luchó por expandir el acceso a internet en áreas remotas del estado. También, lanzó la iniciativa Farm-to-Fork (de la granja a la mesa) para ayudar a los granjeros productores agrícolas de Nueva York a vender sus productos a restaurantes y escuelas.
En 2006, fue reelegida a Senado de los Estados Unidos con el 67% de los votos.
En 2008, Hillary se postuló a la presidencia.
Cuando no logró alcanzar suficientes votos, ella le dijo a sus seguidores “aunque esta vez no pudimos romper esa barrera tan alta, y difícil, gracias a ustedes esa barrera ahora tiene casi 18 millones de fracturas”.
Cuando el presidente Obama pidió a Hillary que sirviera como secretaria de Estado, ella dejó a un lado la larga contienda durante la campaña y respondió.
Hillary fue determinante para comenzar a restaurar la posición de los Estados Unidos en el mundo. Ella visitó 112 países, desarrolló el “poder inteligente” que combina la diplomacia con la presión del uso de la fuerza o imponer sanciones a la política exterior de los Estados Unidos y ayudó a dar forma a la conversación global.
Ella construyó una coalición para imponer nuevas y más duras sanciones sobre Irán, logrando que hiciera parte de la mesa de negociación.
Ella gestionó un cese al fuego entre Israel y Hamas que evitó una guerra y protegió la seguridad de Israel.
Ella estableció como una prioridad de la política exterior de Estados Unidos el avanzar el estatus de las mujeres y las niñas en el mundo, trabajando para eliminar los obstáculos que limitan a las mujeres y las niñas de alcanzar su potencial. Ella se enfrentó al tráfico sexual, amplió las oportunidades para las mujeres y las niñas en la educación y los negocios. Asimismo, lideró la lucha por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para combatir la violencia sexual contra las mujeres y las niñas en las zonas en conflicto.
Ella fue una firme defensora de los derechos de las personas LGBT en los Estados Unidos y en el extranjero.
Y luchó para ampliar los derechos humanos, la libertad de internet y los derechos y oportunidades para los jóvenes en todo el planeta.
En 2014, Hillary comenzó una nueva etapa en su vida, el de ser abuela de la hija de Chelsea, Charlotte Clinton Mezvinsky. Este junio, la familia recibió a su segundo nieto, Aidan Clinton Mezvinsky. Nada hace a Hillary más orgullosa o feliz que compartir tiempo con sus nietos.
El 12 de abril de 2015, Hillary anunció su campaña para la presidencia.
Desde entonces, ella ha viajado a través del país para escuchar familias sobre los desafíos que enfrentan a diario en sus vidas y acerca de los problemas que les preocupan. Atender esos problemas será su misión como presidenta.
Hillary cree que juntos se puede y que los Estados Unidos es un mejor país cuando la economía funciona para todos, no sólo para aquellos que son más privilegiados. Ella cree en un país en el que todos cuenten y en el que todos sean parte de nuestro futuro.
Durante sus primeros 100 días como presidenta, ella trabajará con los dos partidos para hacer la inversión más audaz en trabajos bien pagados desde la Segunda Guerra Mundial.
Ella asegurará que la universidad sea un camino libre de deuda estudiantil y una realidad para todos. Asegurará que todos los estudiantes tengan accesos a una educación de calidad, desde pequeños hasta la universidad, sin importar su origen o donde vivan. Ella luchará por políticas para aumentar los ingresos y ayudará a que las familias trabajadoras salgan adelante con iniciativas como las licencias pagadas de ausencia laboral, igualdad salarial, cuidado infantil asequible y cobertura médica.
«

Facebook

img

[efb_feed fanpage_url=»https://www.facebook.com/hillaryclinton» layout=»thumbnail» image_size=»thumbnail» type=»page» post_by=»me» show_logo=»1″ show_image=»1″ show_like_box=»1″ post_number=»2″ post_limit=»10″ cache_unit=»1″ cache_duration=»hours»]


[efb_likebox fanpage_url=»https://www.facebook.com/hillaryclinton» fb_appid=»» box_width=»100%» box_height=»800px» responsive=»1″ show_faces=»1″ show_stream=»1″ hide_cover=»0″ small_header=»1″ hide_cta=»0″ locale=»en_US»]

Propuestas

img

Como presidenta, Hillary va a:
• Presentar una propuesta de reforma migratoria integral. Hillary va a presentar una propuesta de reforma migratoria integral con un camino hacia la ciudadanía plena e igualitaria dentro de los primeros 100 días de su mandato. Va a tratar a todas las personas con dignidad y arreglará el atraso de las visas para las familias. Sostendrá el estado de derecho, protegerá nuestras fronteras y nuestra seguridad nacional. Además, incluirá a millones de personas trabajadoras en la economía formal.
• Terminar la prohibición de 3 y 10 años. La prohibición de 3 y 10 años obliga a las familias—especialmente las que tienen miembros con estatus migratorio o de ciudadanía diferentes—a enfrentar un dilema horrible: quedarse en las sombras o intentar conseguir una tarjeta verde (green card) y salir del país, dejando a sus seres queridos atrás.
• Defender a las acciones ejecutivas del presidente Obama—conocidas como DACA y DAPA—en contra de los ataques partidistas. La decisión dividida de la Corte Suprema sobre DAPA es un desgarrador recordatorio de la importancia de esta elección. Las estimadas 5 millones de personas elegibles para DAPA, incluyendo a los DREAMers y a los padres de estadounidenses y residentes legales, deberían ser protegidas bajo estas acciones ejecutivas. Hillary cree que DAPA está bajo la autoridad del presidente y no dejará de luchar hasta que se cumpla.
• Hacer todo lo posible bajo la ley para proteger a las familias. Si el Congreso no actúa sobre la reforma migratoria, Hillary va a crear un sistema para atender a los casos particulares—como padres de DREAMers o los que tienen una historia de servicio y contribución a sus comunidades o los que enfrentan abusos severos en el ámbito laboral—para que puedan presentar sus casos y ser elegibles para la acción diferida.
• Aplicar las leyes de inmigración de manera humanitaria. La aplicación de la ley migratoria debe ser humana, precisa y efectiva. Hillary va a enfocar recursos en la detención y la deportación de individuos que presenten una amenaza violenta a la seguridad pública y en asegurar que los refugiados que soliciten asilo en los Estados Unidos tengan una oportunidad justa para presentar sus casos.
• Terminar la detención familiar y cerrar los centros de detención privados. Hillary terminará con los centros de detención familiar para padres e hijos que llegan a nuestra frontera en situaciones desesperadas y cerrará los centros de detención privados.
• Expandir el acceso a la cobertura médica para todas las familias. Las familias que quieran obtener seguro médico deberían tener el derecho de hacerlo. Deberíamos permitir que las familias, sin importar su estatus migratorio, compren seguro médico en el mercado de seguros de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA, por sus siglas en inglés).
• Promover la naturalización. Hillary trabajará para eximir el pago y aliviará los costos para solicitar la naturalización, aumentará el acceso a programas de lenguaje para promover el aprendizaje del inglés e incrementará programas de concienciación y educación en la comunidad.
• Apoyar la integración de los inmigrantes. Hillary creará una Oficina de Asuntos del Inmigrante a nivel nacional. Asimismo, apoyará servicios de integración de bajo costo a través de $15 millones en nuevos fondos de subvención para enlaces y organizaciones comunitarias e incrementará significativamente los recursos federales destinados a la educación del idioma inglés para adultos y a la educación cívica.

Adicción y abuso:
Como presidenta, el plan de Hillary se enfocará en:
• Prevención. Vamos a habilitar a las comunidades para implementar programas para educar a los adolescentes sobre el consumo de drogas y la adicción.
• Tratamiento y recuperación. Los trastornos por uso de sustancias son enfermedades crónicas y la rehabilitación sólo es posible mediante la atención efectiva y permanente, no la negligencia o la estigmatización. Todas las personas que necesitan tratamiento y apoyo deben tener acceso a estos servicios. Debemos invertir y empoderar nuestras respectivas organizaciones comunitarias de recuperación.
• Primeros auxilios. Todos los socorristas deben tener acceso a naloxona, una droga que puede prevenir la muerte ante una sobredosis.
• Prescriptores. Aquellos que prescriben recetas para medicamentos tendrán que cumplir con estándares de entrenamientos y cumplir con un programa de seguimiento de medicamentos recetados antes de recetar medicamentos controlados.
• Reforma de la justicia penal. Priorizar la rehabilitación y el tratamiento en vez de la cárcel para delitos menos graves y ofensas de drogas no violentas y trabajar para poner fin a la era de la encarcelamiento masiva.
Autismo:
Hillary Clinton propone una nueva y amplia iniciativa sobre autismo que incluye:
• Expandir la cobertura de seguro para los servicios de autismo. Hillary mejorará el acceso a los servicios de autismo via healthcare.gov y los planes de seguros de salud privados.
• Realizar una campaña nacional de difusión para la detección temprana. El plan de Hillary impulsará varias pruebas de detección temprana para que los niños puedan ser diagnosticados y recibir los servicios que mejorarán y harán una diferencia en sus vidas.
• Invertir más en la investigación para profundizar nuestra comprensión del autismo. Como presidenta, Hillary aumentará significativamente los fondos para la investigación relacionada con el autismo y pedirá que se realice el primer estudio a nivel nacional de prevalencia del autismo adulto.
• Incrementar oportunidades de empleo para los individuos con autismo. Hillary trabajará para cerrar la brecha de empleo con el lanzamiento del programa “Autism Works Initiative”, que incluye un plan de transición después de graduación para cada estudiante con autismo, a lo largo de una alianza público-privada para conectar a la personas con autismo con oportunidades de empleo.
• Mantener seguros a los estudiantes con autismo en las escuelas. Hillary trabajará para asegurar que los estudiantes con discapacidades, incluyendo autismo, están protegidos de acoso en la escuela.
Hillary tiene un largo historial de apoyo a los niños y las familias afectadas por el autismo, describiendo esta enfermedad en 2007 como “una de los retos más urgentes y menos entendidos que enfrentan los niños”. Como primera dama, Hillary luchó fuertemente por la concienciación y la financiación del autismo, incluyendo el apoyo de la ley bipartidista para la Salud de los Niños en el 2000, que se centraba en la investigación sobre el autismo. En el Senado, presentó la ley bipartidista “Expandir la Promesa para los Individuos con Autismo” para expandir el acceso a intervenciones y apoyo para personas con autismo. Además, coproticinó legislación en 2006 que autorizó cientos de millones de dólares en nuevos gastos para programas relacionados al autismo, incluso investigación, educación, detección temprana e intervención.
Sistema de salud:
Como presidenta, Hillary hará lo siguiente:
• Defender y ampliar la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA por sus siglas en inglés) que cubre a 20 millones de personas. Hillary hará frente a los ataques de los republicanos en esta ley histórica y aprovechará su éxito para lograr la promesa de un sistema de salud accesible para más personas. También hará posible una “opción pública” de cobertura médica.
• Reducir los costos que pagan los pacientes como copagos y deducibles. Las familias están luchando con los altos costos médicos.
• Reducir los costos de los medicamentos recetados. Los costos de medicamentos recetados se aceleró de 2.5 por ciento en 2013 a 12.6 por ciento en 2014. Casi tres cuartas partes de la población cree que los costos de los medicamentos recetados no son razonables. Hillary va a exigir costos más bajos.
• Proteger a los consumidores ante los aumentos de medicamentos bajo receta por empresas que ofrecen tratamientos de largo plazo y de importancia vital y que enfrentan poca o ninguna competencia en el mercado. El plan de Hillary incluye nuevas herramientas de implementación que favorecen la disponibilidad de tratamientos alternativos e incrementan la competencia en el mercado, ampliando el acceso de emergencia a tratamientos de alta calidad de países desarrollados con rigurosos estándares de seguridad y hará responsables a las empresas respecto de los aumentos injustificados de precios mediante nuevas sanciones.
• Luchar por el seguro de salud para los estadounidenses con ingresos bajos en todos los estados incentivando a los estados a expandir Medicaid y facilitar la inscripción a través de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA).
• Ampliar el acceso a la cobertura médica de bajo costo para las familias sin importar su estatus migratorio.
• Ampliar el acceso a servicios de salud en áreas rurales. Hillary explorará formas costo-efectivas para que más proveedores de cuidado de salud sean elegibles para el reembolso de telesalud de Medicare y otros programas, incluyendo los centros de salud calificados a nivel federal y clínicas de salud rurales.
• Defender el acceso a servicios de salud reproductiva. Hillary trabajará para asegurar que todas las mujeres tengan acceso a la atención preventiva, anticonceptivos de bajo costo y al aborto legal y seguro.
• Duplicar los fondos para los centros de salud comunitarios y apoyar a los profesionales de la salud. Como parte de su agenda integral de salud, Hillary duplicará los fondos para servicios de atención primaria en centros de salud comunitarios durante la próxima década. Hillary apoya también la decisión del presidente Obama de casi triplicar el tamaño del Servicio Nacional y Comunitario de Salud (National Health Service Corps).

Como presidenta, Hillary:
• Acabará con el obstruccionismo en Washington para lograr la inversión más grande en trabajos bien pagados desde la Segunda Guerra Mundial. Luchará para aprobar un plan durante sus primeros 100 días para invertir en infraestructura, fabricación, investigación, tecnología, energía limpia y pequeños negocios. Fortalecerá las reglas de tratados de comercio y no apoyará a tratados comerciales como el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, en inglés) que no generan suficientes trabajos bien remunerados.
• Asegurar que asistir a la universidad sea accesible para todos. Hillary se asegurará que asistir a la universidad no implique tomar préstamos estudiantiles y proveerá alivio para todas las personas con deuda estudiantiles permitiéndoles refinanciar sus deudas.
• Reescribir las reglas para asegurar que más compañías compartan sus ganancias con sus empleados y envían menos ganancias y trabajos al extranjero. Hillary recompensará las compañías que compartan sus ganancias e invierten en sus propios trabajadores y aumentará el salario mínimo a un salario digno. Penalizará compañías que envíen sus ganancias al extranjero para evadir impuestos en Estados Unidos y asegurará que las compañías que envían trabajos al extranjero devuelvan los beneficios fiscales que han recibido en los Estados Unidos. Defenderá a las reformas existentes para controlar a Wall Street y presionará por nuevas medidas para fortalecerlas.
• Asegurar que corporaciones, los más privilegiados y Wall Street paguen su justa parte. Hillary establecerá un presupuesto para pagar por sus prioridades económicas y evitará contribuir a la deuda nacional asegurando que los estadounidenses con más recursos y las compañías más grandes paguen su justa parte. Por ejemplo, trabajará para implementar la regla Buffett, cerrar la laguna fiscal de interés devengado e imponer una sobretasa sobre multimillonarios.
• Asegurar que la economía actual ayuda a las familias. Luchará por la igualdad salarial y por la licencia (baja) pagada de ausencia laboral, dos cambios que deben haberse implementado hace tiempo. Aliviará los costos en aumento de las necesidades como el cuidado de niños y el costo de vivienda, mientras se toman medidas para garantizarles a las personas una mejor jubilación y seguro médico.

Educación temprana:
Expandir la educación infantil temprana siempre ha sido un asunto muy importante para Hillary a través de toda su carrera. Como primera dama de Arkansas, ella desarrolló el programa de Instrucción a Domicilio para Padres y Niños en Edad Preescolar (HIPPY, en inglés), el cual ayuda a los padres a educar a sus hijos en el hogar antes de que ellos comiencen a asistir al jardín infantil. Como senadora, ella exigió una iniciativa nacional para establecer programas preescolares de alta calidad, incluyendo acceso al preescolar sin costo para los niños de hogares de bajos ingresos y con un dominio de inglés limitado. Como presidenta, Hillary continuará luchando para dar a cada niño acceso a una educación de alta calidad, empezando con los niños más pequeños.
Como presidenta, ella va a:
• Expandir el preescolar para todos los niños de 4 años. Aunque los estudios demuestran los beneficios de la educación preescolar, sólo la mitad de los 8.1 millones de niños de 3 y 4 años en los Estados Unidos están matriculados en educación preescolar y solo uno de cada cuatro en escuelas financiadas con fondos públicos. Por esto, ella va a trabajar para asegurar que cada niño en el país tenga acceso a una educación de alta calidad durante los próximos 10 años.
• Aumentar significativamente las inversiones en el cuidado infantil, para asegurar que ninguna familia en Estados Unidos tenga que pagar más del 10 por ciento de sus ingresos para tener acceso a cuidado infantil de alta calidad. El costo de cuidado infantil ha aumentado casi un 25 por ciento durante la década pasada, mientras que los salarios de las familias trabajadoras se han estancado. Mientras que las familias en Estados Unidos tienen que ajustar sus gastos por el aumento de precios, el cuidado infantil se ha vuelto más importante que nunca. Es una asistencia crítica para la estructura cambiante de las familias y como un componente esencial para el desarrollo infantil temprano. Los costos altos restringen severamente a las familias trabajadoras, previenen a muchos niños a tener acceso a un comienzo sano y actúan como una desmotivación para sus padres para mantenerse en la fuerza laboral. Hillary luchará para que todas las familias en Estados Unidos tengan acceso a cuidado infantil de alta calidad y asequible por medio de incrementos sustanciales en las inversiones del gobierno en y proveyendo un alivio de impuestos en el costo de cuidado infantil para las familias trabajadoras.
• Mejorar la calidad del cuidado infantil dándole un aumento de salario a los trabajadores. Unas de las principales fuerzas para promover la educación infantil de calidad es una fuerza laboral de cuidado infantil respaldada y efectiva. Sin embargo, a pesar del alto precio del cuidado infantil, muchos trabajadores no reciben una compensación apropiada, lo que limita la rotación de personal y perjudica la calidad. También causa que aquellos que cuidan y educan a nuestros hijos vivan en pobreza. Para aumentar la calidad de cuidado infantil en Estados Unidos y pagar a los trabajadores el verdadero valor de su trabajo, Clinton creará la iniciativa de Respeto y Salarios más Altos para Trabajadores de Cuidado Infantil (RAISE, en inglés). RAISE va a proveer financiación y apoyar a estados y comunidades locales para aumentar la compensación y educadores tempranos, proveyendo equidad para profesores de jardín infantil por medio de inversiones educacionales, oportunidades de desarrollo profesional y salarios profesionales.
• Duplicar nuestra inversión en los programas de educación preescolar (Early Head Start) y de cuidado infantil (Early Head Start-Child Care). “Early Head Start” proporciona una gran variedad de servicios a los infantes y sus familias, incluyendo servicios de salud, nutrición y apoyo de prealfabetización con gran atención al desarrollo social y emocional de los niños. El programa “Early Head Start-Child Care Partnership” integra el currículo de aprendizaje al ámbito del cuidado de niños para proveer servicios integrales, diurnos y de alta calidad a las familias de bajos ingresos. Para asegurar que nuestros niños tengan una base educativa fuerte, Hillary duplicará el número de niños beneficiarios del “Early Head Start” y el “Early Head Start-Child Care Partnership”.
• Expandir el acceso a programas de visitas domésticas basadas en evidencia. Existe suficiente evidencia científica que prueba que el desarrollo cerebral en los primeros años de infancia son cruciales para el éxito económico. Esa es la razón por la cual Hillary duplicará nuestras inversiones en programas de visitas domésticas basadas en evidencia cómo el Programa de Visitas Domiciliares para las Madres, Infantes y Niños (MIECHV, en inglés). Estos programas que proveen visitas a domicilio de un trabajador social o enfermera durante y directamente después del embarazo mejoran significativamente la salud materno-infantil, el desarrollo y el aprendizaje.
• Otorgar becas de más de $1,500 por año para ayudar a millones de padres estudiantes a tener acceso a cuidado infantil de alta calidad. Más del 25 por ciento de los estudiantes van a la escuela y crían hijos al mismo tiempo. Debemos apoyarlos, no solamente porque hay beneficios económicos al obtener un título universitario, pero porque incrementará las futuras ganancias de sus hijos también.
• Para apoyar a los padres que están estudiando, Hillary va a lanzar un programa llamado Padres Estudiantes Criando Hijos en los Estados Unidos (SPARK por sus siglas en inglés). El programa va a otorgar becas de $1,500 por año para hasta un millón de padres que son estudiantes. Beneficiarios podrán usar las becas para costos que crean obstáculos al éxito—incluyendo cuidado de niños y ayuda urgente de financiación.
• Incrementar el acceso del cuidado infantil de alta calidad en las universidades sirviendo a 250,000 niños adicionales. Los padres estudiantes se enfrentan a obstáculos económicas y de manejo del tiempo muchos más que sus compañeros. Los estudiantes universitarios que son padres terminan sus estudios un 25 por ciento de deuda mayor que los estudiantes que no son padres. Las exigencias que implica ser padres significa que los padres estudiantes invierten en promedio dos horas menos por día en actividades educativas. Los padres estudiantes necesitan más apoyo y Hillary trabajará para incrementar dramáticamente el acceso al cuidado de niños en las universidades mediante el aumento de presupuesto para los centros de cuidado de niños en instituciones educativos.
Educación universitaria:
Estas son las expectativas que cada estudiante y su familia pueden esperar:
El costo no será una barrera para acceder la educación superior.
• Cada estudiante debe tener la opción de graduarse de una universidad pública de su estado sin asumir ninguna deuda estudiantil. Para el 2021, familias con ingresos de hasta $125 mil dólares no pagarán ninguna matrícula en universidades públicas de cuatro años del estado. Y desde el principio, todo estudiante cuya familia gane $85 mil dólares al año o menos podrá asistir a una universidad pública del estado que sea de cuatro años sin pagar ninguna matrícula.
• Todo colegio comunitario ofrecerá clases gratuitas. Todos serán parte de este esfuerzo—los estados tendrán que intensificar e invertir en la educación superior y las universidades tendrán que rendir cuentas de su éxito.
• El gobierno federal hará una inversión importante en la educación superior. Un fondo de $25 millones apoyará a universidades tradicionalmente afroamericanas, instituciones que sirven a latinos y otras instituciones que atienden a minorías en la búsqueda de nuevas oportunidades para los estudiantes.
• Los estudiantes universitarios que tienen hijos (casí un cuarto de la población total) recibirán los recursos que merecen el apoyo que necesitan. La deuda estudiantil no será un obstáculo.
• Los prestatarios podrán refinanciar sus préstamos con las tasas actuales, una reforma que proveerá alivio a un estimado de 25 millones de personas. No tendrán que pagar más del 10 por ciento de sus ingresos y toda la deuda restante será perdonada después de 20 años.
• Personas que están retrasados con sus pagos o en ‘default’ recibirán ayuda para proteger su crédito y salir adelante.
• Hillary reducirá significativamente las tasas de interés de modo que el gobierno no pueda beneficiarse de los préstamos estudiantiles e investigará universidades y prestamistas preditorias.
• Hillary va a reprimir los escuelas predatorios, prestadores, y los cobradores.
• Un nuevo portal simplificará el proceso de pago y Hillary explorará otras opciones para animar a los empleadores a que ayuden a sus empleados pagar sus deudas estudiantiles.
• Personas desarrollando negocios podrán diferir sus préstamos sin intereses por un periodo de tres años. Los empresarios sociales y los que comienzan negocios en comunidades de dificultad serán elegibles para recibir hasta $17,500 mil dólares en la condonación de sus préstamos.
• Hillary decretará de inmediato una acción ejecutiva para ofrecer una moratoria de tres meses en los pagos de deudas estudiantiles para todo prestatario federal. Los prestatarios tendrán la oportunidad de consolidar sus préstamos, suscribirse a los planes de pago basados en sus ingresos y aprovechar de las oportunidades para poder reducir sus pagos mensuales de interés.

Demasiadas comunidades rurales no están disfrutando de los frutos del éxito económico de nuestro país a pesar de jugar un papel crucial en nuestra economía. El desempleo y las tasas de pobreza representan un desafío real para estas comunidades. Mientras, el acceso a la cobertura médica y la educación frecuentemente están fuera de su alcance.
Como presidenta, Hillary va a:
• Fomentar la inversión. Hillary creará un proyecto nacional de infraestructura para mejorar el transporte rural y acceso a banda ancha, lo cual ayudará el desarrollo de la economía rural al ampliar el acceso a capital. Ella también ampliará el Crédito Tributario de Nuevos Mercados (New Markets Tax Credit) el cual fomentará inversiones para prevenir que las comunidades no caigan en una espiral negativo después de un cambio económico significativo o el cierre de una planta.
• Apoyar a las granjas familiares. Hillary incrementará la financiación para apoyar a la siguiente generación de granjeros y rancheros para que inviertan en mercados de alimentos locales y sistemas de alimentos regionales. Ella también creará una red de seguridad para ayudar a las granjas familiares a manejar sus negocios durante tiempos difíciles e incrementar la producción agrícola y sus ganancias.
• Promover la energía limpia. Hillary promoverá la energía limpia al ayudar que las granjas conserven y mejoren el manejo de los recursos naturales. Ella fortalecerá el Estándar de Combustible Renovable (Renewable Fuel Standard) y duplicará los préstamos que ayudarán a apoyar a la economía basada en productos biológicos.
• Ampliar las oportunidades. Hillary incrementará la financiación del programa de educación infantil “Early Head Start”, preescolar universal, colegios comunitarios gratis y apoyará la ampliación de la telemedicina y Medicaid.

Hillary cree que necesitamos una economía que funcione para todos, no solo a los más ricos. Cuando se trata de impuestos, a menudo, los ricos y las grandes corporaciones siguen reglas diferentes a las impuestas para las familias trabajadoras.
Hillary está comprometida en restaurar un sentido básico de equidad en nuestro sistema tributario. Asegurará que los más adinerados y las grandes corporaciones paguen su justa proporción de impuestos, mientras se les proveen alivios contributivos a las familias trabajadoras. Esto no es sólo justo, sino también buen para el crecimiento económico porque ella usará las ganancias para crear trabajos bien pagados aquí en el país y grandes inversiones que harán a nuestra economía más competitiva a largo plazo.
Como presidenta, Hillary va a:
• Restaurar la equidad básica en nuestro código tributario. Hillary va a implementar un ‘recargo adicional’ para que los millonarios y multimillonarios y luchará por medidas como la Ley Buffett (Buffett Rule) para asegurar que los más ricos no paguen una tasa de impuestos menor que las familias de clase media. Terminará con los vacíos jurídicos que han creado un sistema de impuestos privado que favorece a los más afortunados y asegurará que los estados millonarios no estén exentos de pagar su justa parte de impuestos.
• Cerrar los vacíos tributarios corporativos e invertir en los Estados Unidos. Hillary cerrará los vacíos tributarios como las inversiones que recompensan a las compañías por desplazar sus ganancias y empleos al extranjero. Ella va a implementar un impuesto de salida o “exit tax” para los compañías que salen fuera de los EE. UU. para liquidar sus ganancias libres de impuestos. Cerrará los vacíos fiscales que permite que manejadores de dinero en Wall Street paguen tasas más bajas que las familias de clase media. Y ella recompensará a los negocios que inviertan en trabajos bien pagados aquí en los Estados Unidos.
• Simplificar y reducir los impuestos para los negocios pequeños para que puedan contratar más personas y crecer. Los negocios más pequeños, de uno a cinco empleados, dedica 150 horas y $1,100 dólares por cada empleado en sus cumplimiento de impuestos federales. Eso es 20 veces mayor que la media para los firmas grandes.
• Proveer alivios contributivos para las familias trabajadoras de los altos costos que enfrentan. Durante muchos años, las familias de clase media han enfrentado injustamente un aumento de costos desde el cuidado infantil hasta el cuidado de salud hasta la universidad asequible. Hillary ofrecerá ayuda para aliviar los costos en aumento, incluyendo alivios contributivos para personas que enfrentan gastos médicos excesivamente altos y para aquellas personas cuidando de una persona enferma o personas mayores.
• Pagar inversiones ambiciosos de manera fiscalmente responsable. Hillary cree que podemos pagar ambiciosos medidas como trabajos bien pagados, inversiones progresistas, educación libre de deudas y otros medidas para fortalecer el crecimiento, las oportunidades y reducir las injusticias económicas. Hillary usará los procedimientos para asegurar que los más ricos y las grandes corporaciones paguen su justa parte para poder financiar estas inversiones sin aumentar la deuda.

El cambio climático es una de las amenazas más urgentes de nuestros tiempos. Amenaza nuestra economía, nuestra seguridad nacional, la salud y el futuro de nuestros niños. Nosotros podemos afrontarlo convirtiendo a Estados Unidos en una superpotencia de energía limpia y creando millones de trabajos bien pagados, tomando pasos importantes para reducir drásticamente la contaminación de carbono en nuestro país y alrededor del mundo. Vamos a asegurar que ninguna persona se quede rezagada mientras impulsamos una economía de energía limpia.
En el primer día de su mandato, Hillary establecerá objetivos nacionales sobre la energía limpia.
• Producir suficiente energía renovable para todos los hogares en los Estados Unidos. Instalar 500 millones de paneles solares antes que se termine el primer mandato.
• Reducir el gasto de energía en hogares en los Estados Unidos, escuelas, hospitales y oficinas por un tercio y hacer que la manufactura de Estados Unidos sea la más limpia y eficaz del mundo.
• Reducir el consumo estadounidense de petróleo por un tercio a través del uso de combustibles más limpios. Hacer que los carros, calderas, barcos y camiones sean más eficientes.
El plan de Hillary cumplirá con el compromiso que el presidente Obama hizo en la conferencia ambiental en París que se aprobó a pesar de los escépticos del cambio climático en el Congreso. Reducirá las emisiones de gases de efecto invernadero en un 30 por ciento para el 2025 (en comparación a niveles del 2005) y reducirá las emisiones del país en más de 80 por ciento antes del 2050.
Como presidenta, Hillary va a:
• Defender, implementar y extender estándares de contaminación inteligentes y eficientes, incluyendo el Plan de Energía Limpia y normas para carros, camionetas y electrodomésticos que ya están ayudando a limpiar el aire, ahorrandole dinero a las familias y combatiendo el cambio climático.
• Lanzar un objetivo de Energía Limpia de $60 mil millones para colaborar con estados,ciudades y comunidades rurales para reducir la contaminación de carbono y expandir energía limpia, incluyendo para familias de bajos recursos.
• Invertir en una infraestructura de energía limpia, innovación, manufacturación y desarrollo de fuerza laboral que hará que la economía de Estados Unidos sea más competitiva y crear empleos y carreras profesionales bien pagadas.
• Asegurar la producción de energía segura y responsable. En la transición hacia una economía de energía limpia, nosotros debemos asegurarnos que la producción de combustibles fósiles ocurriendo actualmente sea segura y responsable y que las áreas sensibles a la producción de energía ya no sean usadas.
• Reformar el arrendamiento y expandir producción de energía limpia de tierras y aguas públicas en la próxima década.
• Cortar los miles de millones de subsidios que compañías de petróleo y energía han disfrutado por demasiado tiempo e invertir en energía limpia.
• Cortar las emisiones de metano a través de la economía y pasar estándares firmes para reducir fugas.
• Revitalizar comunidades cuyas economías dependían del carbono, apoyando las prioridades locales y preparándolas para ser prósperas en el siglo 21.
• Asegurar que el medio ambiente y el clima sean prioridades estableciendo un objetivo de eliminar las intoxicaciones de plomo dentro de 5 años, limpiar más de las 450 mil zonas tóxicas abandonadas, expandir acceso a la energía solar a comunidades de bajos recursos y crear un equipo de Justicia Ambiental y Climática (Environmental and Climate Justice Task Force).
• Promover la conservación y administración colaborativa. Hillary mantendrá las tierras públicas accesibles, fortalecerá protecciones para nuestras riquezas naturales y culturales y aumentará acceso a parques y tierras públicas para todos. Aprovechará el potencial económico que ofrece la producción de energía renovable como una mejor calidad de vida y una economía próspera.

Derechos LGTB:
Gracias al arduo trabajo de generaciones de defensores y activistas LGBT quienes lucharon fuerte para hacer esto posible, nuestro país ganó una victoria histórica el pasado junio cuando la Corte Suprema reconoció que en Estados Unidos, las parejas LGBT, como las demás, tienen el derecho de casarse con la persona que aman.
Hemos avanzado mucho, pero aún nos queda trabajo por realizar.
Como presidenta, Hillary:
• Luchará por igualdad plena bajo los programas federales para las personas LGBT.Hillary trabajará con el Congreso para aprobar la Ley de Igualdad, continuará las acciones ejecutivas del presidente Obama sobre igualdad LGBT y apoyará los esfuerzos actuales en los tribunales para proteger a las personas de la discriminación por razón de identidad de género u orientación sexual en cada aspecto de la vida pública.
• Apoyará a los jóvenes, padres y personas mayores LGBT. Hillary pondrá fin a la llamada “terapia de conversión” para menores, combatirá el problema de jóvenes sin hogar al garantizar la asignación de presupuesto adecuado para albergues seguros y hospitales, así como enfrentará el “bullying” y la discriminación en las escuelas. Pondrá fin al tratamiento discriminatorio contra las familias LGBT en la adopción y protegerá a las personas LGBT de edad avanzada contra la discriminación.
• Honrará a las personas LGBT en el servicio militar. Como presidenta, Hillary actualizará el récord de servicio de veteranos LGBT despedidos por su orientación sexual y ha aplaudido la decisión del Pentágono que permitirá a las personas transgéneros servir abiertamente.
• Luchará para lograr una generación libre de SIDA.
• Protegerá los derechos de las personas transgénero. Hillary trabajará para proteger a las personas transgénero de violencia, facilitará que los y las transgéneros puedan cambiar su género en documentos de identificación e invertirá en entrenamientos para personal de orden público sobre vigilancia policial justa e imparcial, incluyendo interacciones con personas LGBT.
• Promoverá los derechos humanos de las personas LGBT alrededor del mundo.Hillary promoverá los derechos humanos LGBT y se asegurará que la política exterior sea inclusiva de las personas LGBT, incluyendo el aumentar nuestra inversión en el Fondo Global para la Igualdad para avanzar en materia de derechos humanos.
Justicia racial:
Como presidenta, Hillary luchará para eliminar todos los obstáculos que limitan a las personas y creará nuevas oportunidades para que cada niño en Estados Unidos pueda desarrollar el potencial que Dios les ha dado.
Como presidenta, Hillary:
o Reformará nuestro quebrado sistema de justicia criminal con una reforma de sentencias, pondrá fin a la discriminación racial por parte de la Policía y fortalecerá los lazos de confianza entre las comunidades y la Policía.
o Proteger el derecho al voto luchando para reparar la Ley de Derecho al Voto y la implementación del registro universal automático de votantes, de manera que todas las personas sean registradas para votar al cumplir los 18 años, a menos que opten lo contrario.
o Proteger los derechos de los inmigrantes y mantener a las familias unidas al luchar por una reforma migratoria integral, que incluya un camino pleno e igualitario a la ciudadanía, terminar la detención de familias y cerrar los centros de detención privados.
o Terminar la epidemia de la violencia armada en nuestras comunidades. La violencia armada es la causa principal de muerte entre los jóvenes afroamericanos hombres, causa que cuenta por más muertes que las nueve causas principales combinadas. Debemos hacer más para regular a los negocios de armas que inundan nuestras comunidades con armas de fuego ilegales y privan a nuestros hijos de su futuro.
o Luchar contra la injusticia ambiental. El aire y el agua limpia son derechos humanos básicos. Pero demasiados niños en hogares con bajos ingresos están expuestos al plomo—los niños afroamericanos tienen el doble de probabilidades de sufrir de asma que los niños blancos. La mitad de la población latina vive en zonas donde la calidad del aire no cumple con los estándares de salud de la EPA y el cambio climático pondrá a las poblaciones vulnerables aún en mayor riesgo. Como presidenta, Hillary trabajará para reducir la contaminación del aire, invertirá en la eliminación de toxinas como el plomo, desarrollará infraestructura más ecoambientales y enfrentará la inaccesiblidad energética. Impulsará los esfuerzos para limpiar las áreas altamente tóxicas y contaminadas.
o Cerrar la brecha en el rendimiento educativo asegurándose de que cada niño tenga una educación de clase mundial desde pequeño hasta la universidad. Hillary duplicará la inversión de Estados Unidos en educación infantil. Asimismo, se asegurará que los niños de cuatro años en los Estados Unidos tengan acceso a una educación preescolar de alta calidad, que los estudiantes puedan tener éxito en escuelas K-12, que la universidad sea asequible y aliviará la deuda estudiantil.
o Acabar con la violencia contra la comunidad trans, en particular las mujeres de color.
o Revitalizar la economía en las comunidades que han sido excluidas o marginadas. Este esfuerzo se realizará a través de la Agenda para Eliminar las Barreras que incluye $125 mil millones en inversiones dirigidas a crear puestos de trabajo bien pagados, la reconstrucción de infraestructura en deterioro y conectar la vivienda con diversas oportunidades.
o Garantizar que los ciudadanos en Puerto Rico sean tratados con igualdad.Hillary está comprometida en asegurar que los puertorriqueños tengan una voz y sean tratados con igualdad. Ella cree que los puertorriqueños tienen que recibir el mismo trato bajo los programas de Medicare, Medicaid y otros programas que benefician a las familias. Ella trabajará con el pueblo de Puerto Rico y defensores de todas las ideologías para resolver la pregunta fundamental de su estatus político.

El padre de Hillary, Hugh Rodham, fue un primer contramaestre en la Estación Naval de Great Lakes durante la Segunda Guerra Mundial. Él inculcó en Hillary desde muy temprana edad la importancia de apoyar a los hombres y las mujeres en uniforme y a las familias de militares y los veteranos de guerra, así como la empatía por los desafíos que muchos miembros en servicio y muchos veteranos enfrentan.
Hillary cree que al apoyar a nuestros veteranos de guerra fortalecemos nuestras fuerzas militares, nuestra economía y nuestro país. Ella sabe que no podemos separar el apoyo a nuestros veteranos de nuestro compromiso más amplio de cuidar a nuestras tropas incluyendo soldados, marineros, pilotos, oficiales de la marina, guardacostas y sus familias.
Para apoyar a nuestros veteranos y asegurar que tengan las oportunidades y las herramientas que necesitan para regresar a casa, Hillary va a:
• Hacer reformas fundamentales a la cobertura médica de los veteranos paraasegurar el acceso a un cuidado médico rápido y de calidad y bloquear los esfuerzos para privatizar el Departamento de Asuntos de Veteranos de Guerra. Mejorar la cobertura médica para las mujeres en la Oficina de Salud para los Veteranos de Guerra (VHA, en inglés), terminar la epidemia de suicidios entre los veteranos y continuar los esfuerzos para identificar y tratar heridas de guerra invisibles latentes y tóxicas que afectan a los veteranos, miembros de sus familias y cuidadores después de su servicio.
• Modernizar al Departamento de Asuntos de Veteranos de Guerra para proveer una cobertura médica de clase mundial. Hillary se indignó al conocer los recientes escándalos en el Departamentos de Asuntos de Veteranos de Guerra y como presidenta ella exigirá responsabilidad y resultados de parte de quienes lideran el Departamento de Veteranos. Muchos veteranos tienen que esperar demasiado tiempo para ver a un médico o para tramitar las solicitudes de discapacidad y las apelaciones, algo que es inaceptable. Ella no cree que la privatización resuelva los problemas que el Departamento está enfrentado. Este Departamento debe brindar cuidado médico de alta calidad mientras que actúa como un pagador-comprador integrado y facilita una completa gama de servicios para los veteranos, sin importar dónde vivan.
• Empoderar a los veteranos y fortalecer nuestra economía y nuestras comunidades al conectar sus habilidades únicas con los trabajos del futuro. Hillary hará que la Ley para Soldados (la versión que fue pasada después del 11 de setiembre) sea una parte duradera de nuestro contrato social con aquellos que han servido en las fuerzas armadas; ampliará los créditos tributarios para empleadores de veteranos; mejorará los programas de certificación y acreditación; fortalecerá los programas de emprendimiento para los veteranos y creará vías para que los miembros del servicio ingresen a campos profesionales. Ella también protegerá a los veteranos de la discriminación y de las compañías predatorias y trabajará para terminar con la indigencia entre la población de veteranos de guerra.
• Renovará la gobernanza del Departamento de Asuntos de los Veteranos de Guerra para crear un nuevo modelo de excelencia centrado en los veteranos al crear una cultura de la responsabilidad, el servicio y la excelencia brindando certeza presupuestaria y asegurarando que nuestros veteranos sean sepultados con el honor, distinción e integridad que merecen.

Necesitamos un presupuesto de defensa sostenible basado en una estrategia, no en bravuconería.
Hillary no solo hablará de apoyar a nuestras fuerzas armadas. Como exmiembra del Comité Senatorial de los Servicios Armados, entiende los problemas que enfrentan las fuerzas militares, veteranos y ha luchado toda su vida para lograr resultados.
Como presidenta, Hillary va a:
• Proveer certeza en el presupuesto para facilitar reformas y permitir el desarrollo de planes de largo plazo. El reciente acuerdo presupuestario entre el Congreso y la Casa Blanca es un primer paso en proveer a los departamentos del gobierno con la estabilidad fiscal que necesita. Pero tenemos que ir más allá y terminar los recortes presupuestarios de defensa de una manera equilibrada.
• Invertir en la innovación y nuestra capacidad de luchar contra las amenazas del siglo 21. Esto incluye aprovechar nuestra ventaja informática mediante lo que se llama “la guerra centrada en la red” (net-centric warfare).
• Crear un presupuesto de defensa bien gestionado que respeta los fondo públicos. Hillary priorizará reformas de defensas que disminuiran costos excesivos en sectores como el cuidad médico y el proceso de adquisición.
• Cuidar nuestros veteranos y sus familias es nuestra obligación. Hillary ha propuesto un plan para asegurar de que haya acceso a cuidado médico de buena calidad y eliminará la acumulación de solicitudes y apelaciones en el sistema de salúd. Asimismo, se asegurará de que nuestros veteranos continúen teniendo acceso a educación y oportunidades económicas y luchará contra el abuso de sustancias y las enfermedades mentales.